Escribe para buscar
avatar
Playas
1. Playa de Costa Calma

Aguas turquesas. Arena dorada. Paraíso canario. La playa de Costa Calma es ese lugar simbólico que todos buscan en Fuerteventura. El de kilómetros de arena fina donde pasear y relajarse, donde poder tomar un cálido baño cuando apetece, apartado del mundo urbano.


La playa de Costa Calma se encuentra cerca de La Lajita, al sur de la isla. 1,3 kilómetros de extensión y una anchura media de 50/60 metros, protegida eso sí por los hoteles que se van salpicando no muy lejos del mar. Tranquila en días de intenso sol, pero ideal para practicar el surf y el windsurf cuando el viento arrecia. Unida, además, por su parte norte, con otras dos playas más pequeñas a las que se puede acceder con la marea baja.


Servicios con los que cuenta: aparte de la nutrida oferta de hoteles, tiene un centro comercial cercano, un parque acuático, restaurantes, y un buen servicio de hamacas de playa, aseos y duchas.

Playas
2. Playa del Búnker

La playa de El Bunker no es una playa normal, lo que hace que este punto sea uno de los más interesantes del sur de Tenerife no por ser una zona de baño tranquila sino por el el valor paleontológico que encierra el yacimiento que hay en sus inmediaciones. El yacimiento tiene el nombre de Zona Paleontológica Bunker el Guincho y según los expertos pueden haber vestigios formados en una época más cálida que la actual, durante el último Interglaciar.

La zona de la playa del Bunker está catalogada como Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Paleontológica y forma parte del término municipal de Arona.

Playas
3. Callao de la Cochina
Playas
4. Complejo Playa Jardín

El Complejo Playa Jardín se sitúa en la parte más occidental del Puerto de la Cruz, muy cerca del conocido Loro Parque. Diseñado por César Manrique, este complejo está formado por tres playas, la propia de Playa Jardín, la Playa Chica y finalmente la de Punta Brava, todas ellas de arena negra volcánica y habitualmente fuerte oleaje.


Es un lugar ideal para pasear por el Puerto de la Cruz pues dispone de un largo paseo junto al mar además de algún que otro restaurante y bar en los que detenerse a probar la típica gastronomía canaria.

Playas
5. Playa de Las Canteras

La Playa de Las Canteras, situada en Las Palmas de Gran Canaria está considerada como una de las mejores playas urbanas de toda Europa. La playa está situada en la parte nordeste de la isla, no sólo es una de la playas más interesantes por su entorno natural, sino por la cantidad de servicios que ofrece a todos los visitantes, una zona llena de vida con un encantador paseo marítimo a dos pasos del centro de la capital.

Las aguas de la Playa de las Canteras son tranquilas y la temperatura es muy agradable durante todo el año, por lo es posible disfrutar de un baño en cualquier época del año. Además hay que destacar la riqueza de los fondos marinos, un lugar ideal para los amantes del snorkel o bucear.

Tiene una longitud de más de dos kilómetros de arena dorada, es posible alquilar hamacas y sombrillas, practicar deportes acuáticos, existen zonas infantiles, además cuenta con cambiadores, zonas deportivas etc.

Una vez cae el sol, la Playa de las Canteras sigue con mucha vida, los bares y restaurantes que hay en el paseo marítimo se llenan y convierte la zona en una de las más recomendables de la ciudad.

Playas
6. Caleta de Negros
La Caleta de Negros es una playa de arena volcánica de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife (Canarias, España). Se encuentra entre el Parque Marítimo César Manrique y el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife, muy cerca del puerto. Junto a la playa se encuentra el Castillo de San Juan.
La playa fue elegida por el adelantado Alonso Fernández de Lugo para el desembarco de 1200 soldados en la conquista de la isla el 1 de mayo de 1494.
Playas
7. Playa de Nogales

Ya llegar a la playa de Nogales en La Palma, en el municipio de Puntallana, ya es una pequeña aventura. Para acceder a ella es necesario seguir un sendero durante unos 30 minutos, esto precisamente hace de este lugar una playa idílica, salvaje y con poca ocupación, lo que le añade mayor encanto a Nogales.

Como se ha mencionado la playa de Nogales se encuentra en un paraje rústico y aislado en plena costa de Puntallana, antes de bajar hasta la playa a través del sendero se puede ver unos increíbles acantilados que realzan la belleza del paraje. Tiene unas dimensiones de unos 500 metros de largo y 25 de ancho, con un oleaje moderado aunque hay que tener cuidado con los baños puesto que tiene fuertes corrientes.

Los amantes del surf tienen en la playa de Nogales un lugar perfecto para practicar este deporte acuático, también se suele practicar pesca deportiva.

Sin lugar a dudas Nogales es una de las playas salvajes más recomendables de La Palma, es perfecta para desconectar porque los visitantes podrán notar la cercanía con la naturaleza. El contraste entre la arena negra, el agua azul y las laderas verdes hacen mucho más bello este rincón de La Palma.

Espacios naturales, Playas
8. Dunas de Corralejo
Parques Nacionales
Otros espacios naturales
El Parque Natural de las Dunas de Corralejo es uno de los parajes naturales más emblemático de Fuerteventura. Las espectaculares formas que surgen de este mar de dunas es simplemente supremo, una belleza desértica que no dejará indiferentes a ninguno de los visitantes. El Parque Natural Dunas de Corralejo está situado cercano a La Oliva, en la parte nordeste de la isla, formando una franja costera de unas dimensión que rondan los 2,5 kilómetros de ancho por 10 de largo, llegando a tener más de 2500 hectáreas y un relieve variable que va desde el nivel del mar hasta los 50 metros de altura que pueden tener algunas dunas.

En el parque natural se pueden distinguir dos partes bien diferencias. Por una parte, la zona más al norte, con la enorme extensión de dunas, la mayor del archipiélago canario, unas arenas blancas que contrastan con las aguas turquesas que bañan las costas. Por otra parte la zona más al sur que es todo lo contrario, colores ocres y rojos con formaciones rocosas más abruptas y accidentadas.

Desde la costa se puede divisar la Isla de Lobos, separado por el estrecho de la Bocaina de apenas 2 kilómetros y que que cuenta como pedanía de La Oliva.

La biodiversidad que esconde el Parque Natural de las Dunas de Corralejo es sorprendente, con una flora endémica y una fauna protegida. Avutardas, alcaravanes, cuervos o terrera marismeña son algunas de las aves que se puede divisar y más en la costa correlimos tridáctilo, vuelve piedras, espátula o el zarapito trinador. Además de mamíferos como erizos, conejos, o ardillas que se han adaptado a la falta de agua en la zona de las dunas.

Se puede también descansar en las numerosas playas como Alzada, el Moro, el Dormidero, los Martos, Bajo Negro, el Pozo entre otras, en muchas de ellas es posible hacer nudismo. Es también un lugar interesante para realizar surf, windsurf, kitesurf o buceo.
Playas
9. Playa de Cofete

La playa virgen más famosa de Fuerteventura es la Playa de Cofete, lo primero que llama la atención de esta impresionante playa son sus dimensiones de unos 12 kilómetros de largo y la naturaleza salvaje que tiene todo el entorno.

La playa en si es una extensión de unos 12 kilómetros de longitud de arena clara y fina y junto a ellos el Macizo Montañoso de Jandía, las zonas más altas de Fuerteventura, y que protege la playa por la parte este de lo conocido como el Islote, que es una pequeña isla unida a la playa. También se encuentra el Roque del Moro que es una imponente roca que surge del mar, entre otros puntos como Casa de los Winter o el poblado de Cofete.

Gracias a su naturaleza salvaje, su tranquilidad y al no estar masificada es considerada una de las mejores playas de Europa. En la zona se encuentra el Caserío de Cofete en pleno parque natural de Jandia por lo que prácticamente esta despoblado durante todo el año.

Al encontrarse en uno de los lugares más espectaculares de Fuerteventura se han recuperado algunos espacios de interés turístico como: el mirador de Cofete, las antiguas casas de piedra seca, las gavias o el islote de Cofete.

Playas
10. El Caletón

Garachico es uno de los pueblos con más encanto de toda la isla de Tenerife, tiene unos rincones encantadores y unas zonas de baño muy pintorescas en las que poder disfrutar de jornadas fantasitcas. Uno de los lugares más reconocibles de Garachico y sin duda orgullo para su población es El Caletón, que es una zona de piscinas naturales donde poder zambullirse.

El Caletón está formado por varias piscinas que se crearon a raíz de la erupción del volcán Trevejo que tuvo lugar en 1706. Este volcán fue el responsable de destrucción del puerto de Garachico, el más importante de la isla hasta que tuvo lugar la erupción, a su vez creo estas piscinas naturales que hoy día hace las delicias de los habitantes del municipio y de los visitantes.

La Solidificación de la lava ha formado curiosas formas en la zona del Caletón, tiene puntos para poder tirar la toalla, zona de duchas y vestuario, se accede a la misma a través de pasarelas y escaleras.

La protección que hacen las coladas de lava solidificada hace que las aguas de estas piscinas naturales sean tranquilas y cristalinas. Un lugar con tanto encanto que no dejará indiferente a ninguno de los visitantes.