Escribe para buscar
avatar
Espacios naturales
1. Parque Nacional de Timanfaya
Parques Nacionales

Uno de los símbolos inequívocos de Lazarote y de las Islas Canarias es el Parque Nacional de Timanfaya uno de los lugares más bellos que se puede visitar en el archipiélago. El parque forma parte del termino municipal de Yaiza, pero también del municipio colindante de Tinajo. Timanfaya fue declarado Parque Nacional en 1974 convirtiéndose en la tercera zona protegida del archipiélago canario.

Timanfaya representa una interesante muestra de volcánismo reciente den la Región Macaronésica. Estas erupciones que tuvieron lugar en 1730 y 1736, y por último en 1824 y crearon espectaculares estructuras geomorfológicas de mucho interés vulcanológico.

La belleza de el Parque Nacional de Timanfaya radica en la inexistencia de manto de vegetación junto con la extrema rugosidad del terreno, las formas imposibles, los colores que van desde rojos, pardos y ocres llegando hasta negros y naranjas, además de las siluetas de los volcanes y una abrupta costa, en definitiva un paraje marciano en plena isla.

Dentro del parque se pueden observa gran cantidad de de fenómenos de naturaleza volcánica, clara muestra de la actividad que presenta la zona, se pueden ver géiseres, combustión aulagas e incluso se pude ver como se cocinan alimentos al calor que emana de la tierra. Un lugar imprescindible en Lanzarote.

Espacios naturales
2. El Sabinar
Otros espacios naturales
Parques Nacionales

El Sabinar es uno de los lugares con más encanto de la isla de El Hierro. Está situado en La Dehesa, este paraje con un pequeño bosque abierto despliega una magia inspiradora gracias a las sabinas que han sido retorcidas por la fuerza que sobre ellas ejercen los vientos alisios. Estos vientos modelan los arbustos dándoles unas formas retorcidas de una belleza sublime.

Los sabinares son tan importantes que se han convertido en el emblema de El Hierro. Estos arbustos resinosos de hasta 8 metros son de hoja es perenne, con raíces profundas y tienen la capacidad de crecer en sustratos rocosos. Son tan importantes que están plasmado en el escudo de la isla. Tiene un fruto globosos y carnosos con semillas con una cubierta dura que hace difícil su germianción. Esta madera era utilizada por los aborígenes para hacer herramientas, armas o incluso tablones funerarios o adornos.

El Sabinar de El Hierro es el paraje de sabinares más importante de las Islas Canarias y recibe la catalogación de Espacio Natural Protegido.

Dispone de interesantes veredas ideales para hacer senderismo que llegan al pueblo de Sabinosa que destaca por tus casas herreñas de muros de piedra con tejados de fibras vegetales.

La subida a El Sabinar va acompañada de un fantástico paisaje donde conforme se asciendo se va obteniendo una bella vista de el pueblo. La vegetación se va haciendo más densa conforme se va ascendiendo a la Cima de las Casillas y destacan los brezos y las fayas.

No es raro ver en el Sabinar animales suelto, puesto que los ganaderos los dejan pastar. Llegar hasta el Sabinar es un agradable paseo y es posible pasar por lugares como el Mirador de Bascos desde el cual se tiene una vista impresionante del Valle del Gofio.

El Sabinar es un lugar de obligada visita en El Hierro, no solo por su belleza sino por lo que este arbusto representa para la historia de una de las llamadas islas menores del archipiélago canario.

Espacios naturales, Lugares de interés
3. Parque Rural de Anaga
Otros espacios naturales
Parques Nacionales

Situado en la parte norte de Tenerife está uno de los parajes naturales más increíbles y espectaculares de toda la isla. Sin duda El Parque Rural de Anaga es un espacio al que los visitantes llegarán y no sabrán si se encuentran realmente en la isla. Concretamente el Parque Rural de Anaga tiene unas dimensiones que superan las 14,400 hectáreas y forma parte de tres términos municipales, Santa Cruz, La Laguna y Teguese y tiene su punto más elevado a 1024 metros sobre el nivel del mar con el pico Cruz de Taborno.

Agana no solo ofrece una impresionante cadenas de montañas elevadas con valles espectaculares sino que el tupido bosque del parque es el mayor reclamo, un bosque ha se ve frondoso, cubierto de arboles con una espesa capa de musgo en sus troncos, gracias la cantidad de humedad y las lluvias que descargan en este punto de la isla.

Agana esta cubierta de laurisilva, una de las más importantes del mundo, este tipo de bosque solo se conserva en Canarias, Madeira y algunas islas de las Azores, este tipo de bosque tiene su origen en el terciario. Se puede ver además otro tipo de vegetación como bosque termófilos, el fayal-brezal, cardona-tabaibal.

Cuenta con una importante red de senderos por los cuales se puede transitar y descubrir la soberana belleza que desprende el corazón de este bosque.

Espacios naturales, Playas
4. Dunas de Corralejo
Parques Nacionales
Otros espacios naturales
El Parque Natural de las Dunas de Corralejo es uno de los parajes naturales más emblemático de Fuerteventura. Las espectaculares formas que surgen de este mar de dunas es simplemente supremo, una belleza desértica que no dejará indiferentes a ninguno de los visitantes. El Parque Natural Dunas de Corralejo está situado cercano a La Oliva, en la parte nordeste de la isla, formando una franja costera de unas dimensión que rondan los 2,5 kilómetros de ancho por 10 de largo, llegando a tener más de 2500 hectáreas y un relieve variable que va desde el nivel del mar hasta los 50 metros de altura que pueden tener algunas dunas.

En el parque natural se pueden distinguir dos partes bien diferencias. Por una parte, la zona más al norte, con la enorme extensión de dunas, la mayor del archipiélago canario, unas arenas blancas que contrastan con las aguas turquesas que bañan las costas. Por otra parte la zona más al sur que es todo lo contrario, colores ocres y rojos con formaciones rocosas más abruptas y accidentadas.

Desde la costa se puede divisar la Isla de Lobos, separado por el estrecho de la Bocaina de apenas 2 kilómetros y que que cuenta como pedanía de La Oliva.

La biodiversidad que esconde el Parque Natural de las Dunas de Corralejo es sorprendente, con una flora endémica y una fauna protegida. Avutardas, alcaravanes, cuervos o terrera marismeña son algunas de las aves que se puede divisar y más en la costa correlimos tridáctilo, vuelve piedras, espátula o el zarapito trinador. Además de mamíferos como erizos, conejos, o ardillas que se han adaptado a la falta de agua en la zona de las dunas.

Se puede también descansar en las numerosas playas como Alzada, el Moro, el Dormidero, los Martos, Bajo Negro, el Pozo entre otras, en muchas de ellas es posible hacer nudismo. Es también un lugar interesante para realizar surf, windsurf, kitesurf o buceo.
Espacios naturales, Lugares de interés
5. Dunas de Maspalomas
Otros espacios naturales
Parques Nacionales

En Gran Canarias, en San Bartolmé de Tirajana se encuentra uno de los lugares más espectaculares y bonitos de todo el archipiélago canario, son las Dunas de Maspalomas. Esta parte de la isla es conocida también por tener la Playa del Ingles, el Faro de Maspalomas y Meloneras, pero son sin duda las dunas lo que hace de este punto uno de los más visitados de Gran Canaria.

El buen clima son una constante en la parte sur de la isla, por lo que es perfecto para poder disfruta de la Reserva Natural de las Dunas de Maspalomas. Esta reserva está formada por tres ecosistemas diferentes, el Palmeral, la Charca y Las Dunas, tres zonas que forman un espacio natural de un valor incalculable.

Las Dunas de Maspalomas cuenta con unas 400 hectáreas, es un lugar de contrastes donde la dorada arena chocan con las azules aguas que bañan la costa. Además hay que destacar la cantidad de fauna que pasan por la Reserva Natural, cigüeñas, Gallineta Común, Focha Común, Chorlitejo Chico, Estornino Pinto, Bisbita Caminero, Tórtola Turca, otras especies de aves migratorias como el Flamenco Común, Garceta Común, Garza Real, Abubilla, Zarapito Trinador, Correlimos Tridáctilo, Vuelvepiedras y reptiles como el Lagarto Gigante de Gran Canaria o Perenquén de Boettger.

Espacios naturales
6. Montaña de Tindaya
Otros espacios naturales
Parques Nacionales

Fuerteventura dispone de una gran cantidad de espacios naturales, uno de los más conocidos pertenece al municipio de La Oliva, a apenas 6 kilómetros de la costa atlántica, está la Montaña de Tindaya.

Esta formación montañosa está en el Llano de Esquinzo y alcanza una cota cercana a los 400 metros siendo considerado el elemento natural más emblemático de Fuerteventura.

Hablando de su morfología Tindaya es un pitón traquítico en forma piramidal, se muestra imponente a la vez que solitaria en los llanos de Esquinzo muy cercana al pueblo del mismo nombre y en la parte noroeste de Fuerteventura.

Se cree que la Montaña de Tindaya se formó hace aproximadamente 18,7 millones de años y según estudios puede ser una de las primeras formaciones que surgieron en la isla, en el gran edificio del escudo Tetir. Este escudo de origen volcánico fue fruto de la erosión a lo largo de cientos de millones de años que fueron desgastando las rocas basálticas de las que estaban formadas, aflorando así las rocas cuarzo-traquíticas que resistieron esa erosión a lo lardo de milenios y lo que hoy es Tindaya.

En la base de la montaña se encuentran pequeñas canteras que actualmente están en desuso que fue explotada hace algún tiempo por empresas privadas.

A pesar de parecer un paraje desértico existe una flora y fauna muy curiosa. Con respecto al flora, hay especies endémicas de Canarias, destaca por ejemplo la cuernúa o el Jarao. Con respecto a la fauna destacan las aves, como el alcarava, el corredor sahariano, perdiz moruna o el camachuelo trompetero entre otros. En zonas más escarpadas está el cernícalo común, el cuervo canario o el guirre majonero.

A la montaña de Tindaya siempre la ha rodeado un halo de magia, es una zona de alto valor arqueológico y se han hallado vestigios de la celebración de ritos mágicos o religiosos. Muy cercano está la Cueva del Bailadero de las Brujas o las Cuevas de las Bailaderos de Los Pastores.

Espacios naturales, Lugares de interés
7. Monumento Natural del Roque Nublo
Otros espacios naturales
Parques Nacionales

El Monumento Natural de Roque Nublo es uno de los lugares más interesantes que hay en la isla de Gran Canaria, situado en el municipio de Tejeda, cuenta con unas dimensiones de 451 hectáreas y cuyo símbolo es el roque que sobresale imponente desde una de las crestas. El monolito rocoso del Roque de Nublo es de origen erosivo siendo un paisaje singular y cargado de belleza.

Según los expertos el Roque Nublo se formó en cinco episodios de origen volcánico, es uno de los mayores del mundo y preside la Caldera de Tejeda que es una de las más grandes de la isla, tiene una altura de 80 metros desde sus base y está a más de 1800 metros sobre el nivel del mar.

Lo imponente del paisaje hizo que este punto fuese lugar de culto para los aborígenes de la isla, desde 1987 está protegido como espacio natural.

El Roque de Nublo y todo su entorno es un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, es posible realizar rutas de senderimos de gran belleza, también es posible realizar treaking y desde las alturas divisar la Caldera de Tejeda, Llanos de la Pez y el Pozo de las Nieves.  

Espacios naturales
8. Parque Nacional de Garajonay
Parques Nacionales
El Parque nacional de Garajonay se extiende por una superficie que supera el 10% de la isla de La Gomera. Fue declarado como tal en 1981. Posteriormente, en 1986, la Unesco lo incluyó entre los bienes que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. El parque es también desde el año 2012 Reserva de la Biosfera conjuntamente con toda la isla.
Espacios naturales
9. Parque Nacional de la Caldera de Taburiente
Parques Nacionales
El parque nacional de la Caldera de Taburiente es un área protegida de España, situada en la isla de La Palma, en la Comunidad Autónoma de Canarias. Como el resto del archipiélago es de naturaleza volcánica, pero se distingue por la gran cantidad de recursos hídricos que posee, tanto subterráneos como superficiales.
Espacios naturales, Lugares de interés
10. Monumento Natural de Montaña Amarilla
Otros espacios naturales
Parques Nacionales

En el término municipal de San Miguel de Abona podemos encontrar el Monumento Natural de La Montaña Amarilla, un paraje de gran valor ecológico y protegido y que está en la parte sur de la isla. Entre los elementos que llama primero la atención es el color amarillento de sus tierras y sus formas sorprendentes fruto de las caprichosas erupciones volcánicas acompañadas de explosiones y la entrada en contacto del magma con el mar que se dieron en la isla hace siglos.

El paisaje de La Montaña Amarilla es imponente y en él sobresalen un conjunto de volcanes perfectamente alineados. Esta elevación fue creada a partir de erupciones marinas y es posible ver una duna móvil que quizás sea lo que más llama la atención.

A pesar de lo que pueda parecer en la Montaña Amarilla se puede ver una interesante variedad de flora y fauna en las que sobresalen las tabaibas dulces, muy abundantes, las casi extinguidas piñas de mar o lechugas de mar que antaño era utilizada por los marineros como alimento. También es posible ver cernícalos y currucas tomilleras.