Escribe para buscar
avatar
Ranking
Playas, Espacios naturales
1. Costa Calma
Otros espacios naturales

Costa Calma es uno de los lugares más increíbles que se pueden visitar en Fuerteventura. Situado en el termino municipal de Pajara, a 80 kilómetros del aeropuerto, en la parte sur de la isla está limitado por el Parque Nacional de Jandia.

Costa Calma tiene algunas de las playas más bonitas de Fuerteventura, kilómetros de arena fina y blanca bañadas por aguas azuladas, algunas de las más famosas son Playa Barca, Playa Esmeralda o Playa del Viejo Rey. No solo las playas son lugares de obligada visita para los visitantes, es posible visitar el Oasis Park Fuerteventura, un zoológico y parque botánico con una innumerable cantidad de flora y fauna de los más exóticos, es posible darse incluso un baño con leones marinos.

En Costa Calma está también el mirador de Sicasumbre, ideal para disfrutar del cielo nocturno y admirar la inmensidad del universo. Cabe destacar también que es posible disfrutar de deportes acuáticos como windsurfing o kiteboarding en las inmensas playas de este lugar tan paradisíaco.

Espacios naturales
2. Embalse de los Molinos
Otros espacios naturales
Espacios naturales
3. Zona Paleontológica Las Corcovadas-Las Marismas
Otros espacios naturales
Espacios naturales
4. La Calderetilla
Sistemas montañosos
Espacios naturales
5. Presa de las Peñitas
Otros espacios naturales
Playas, Espacios naturales, Lugares de interés
6. Isla de Lobos
Otros espacios naturales

Situada al noreste de la Fuerteventura está el conocidos Islote de Lobos o isla de Lobos. Esta pequeña isla está situada en el estrecho de la Bacaina, cuenta como pedanía del municipio de La Oliva.

La Isla de Lobos tiene apenas unos 6 Kilómetros cuadrados y unos 13,7 kilómetros de costa, a a penas 2 kilómetros de Fuerteventura y a unos 8 de Lanzarote. Desde la playa de Corralejo se puede ver nítidamente el cercana islote, el canal que separa ambas islas se conoce con el nombre de El Río o Paso de la Orchilla y no tiene una profundidad que excede los 10 metros. La máxima altura de la pequeña isla es La Caldera, que llega hasta los 127 metros de altitud.

La isla debe su nombre a que hace años se situaban en la isla algunas colonias de focas monje o fraile del mediterráneo (lobos marinos). Toda la isla se encuentra protegida y tiene el nombre de Parque Natural del Islote de Lobos, tiene unas 130 especies vegetales y varios tipos de aves como la gaviota argénta, la avutarda y la pardela cenicienta. Sin duda uno de los tesoros de la isla son los fondos marinos, que muchos aficionados al submarinismo pueden disfrutar.

Playas, Espacios naturales
7. Playa Blanca

Puerto del Rosario tiene una de la playas más bonitas y encantadoras de Fuerteventura, Playa Blanca. A unos minutos de la capital de la isla no sólo es una buena opción para los habitantes de la ciudad, también es un destino interesante para los visitantes puesto que no es una playa masificada por el turismo. Un lugar tranquilo, con aguas limpias y transparentes, arenas blancas y finas y amplio espacio donde tender la toalla, con una anchura que supera los 40 metros por casi 1 kilómetro de largo.

Playa Blanca fue remodelada en 2008, se procedió a la sujeción de dunas, cambio de mobiliario, mejora de accesos y otras actuaciones que convirtieron a la playa en una de las mejores de Fuerteventura. Esta remodelación le ha servido a la playa para obtener en varias ocasiones el distintivo de Bandera Azul.


La playa ofrece numerosos servicios de atención para los visitantes, dispone de pasarela de madera para acceder hasta la arena, duchas adaptadas con lavapies, aseos adaptados, parque infantil, base de salvamento con socorristas durante la temporada de servicio, hamacas, sombrillas, amplio aparcamiento y un largo etcétera de equipamiento para uso y disfrute de los usuarios.


Playa Blanca no sólo está destinada para bañistas o amantes del mar que quieran disfrutar de un tranquilo día de playa, los aficionados a los deportes acuáticos como kitesurf, surf, windsurf y otras actividades deportivas pueden disfrutar de la amplia oferta. Se organizan torneos de Fútbol Playa, Balonmano Playa, Voley playa además de regatas de vela, travesías a nado entre la cercana Playa Chica y un largo etcétera de actividades destinada para todos los públicos.


El oleaje no suele ser muy fuerte, pero al no tener barreras de protección hay días en los que hay que tener precaución con el baño para evitar cualquier contratiempo.  

Espacios naturales
8. Calderón Hondo
Sistemas montañosos
Espacios naturales, Lugares de interés
9. Malpais de la Arena
Otros espacios naturales

Entre los espacios protegidos de Fuerteventura más impresionantes está el Monumento Natural del Malpaís de la Arena, Volcán de la Arena. Situado entre La Oliva, Lajares y Villaverde este paraje transportará a los visitantes a otro planeta gracias a los imponentes parajes de roca que los rodea. Esta zona se formó a raíz de un volcán que tras su erupción dejó un mar de lavas solidificadas y que dio lugar a un ecosistema único de flora y fauna que se une además al gran valor geológico, geomorfológico y arqueológico.

Malpaís tiene unas dimensiones que rondan los 12 kilómetros cuadrados y están formado por varios cráteres y salideros de lava en la base del edificio principal del volcán. El Volcan de La Arena tiene una edad de 10,000 años tiene una altura de 420 metros sobre el nivel del mar y 120 sombre la base y es considerado el más joven de la isla de Fuerteventura.

En Malpaís se puede ver pequeños hornos, unos huecos por done se liberaban los gases de las erupciones volcánicas, esto ha provocado que se formasen cuevas como la que recibe el nombre de La de Los Picos, la del Diablo o la cueva de las Burras. Se puden observar aves como lechuzas o pardelas que se refugian en época de reproducción.

En 1970 se encontró el yacimiento arqueológico de la Cueva de los Ídolos, en el se hallaron gran cantidad de cerámica fragmentada, restos óseos, raspas de pescados, herramientas, objetos de decoración y los ídolos que son pequeñas piezas de barro y piedras que aparecieron entre objetos domésticos en túmulos funerarios. La gran cantidad de objetos encontrados unido a su paisaje y otros elementos han hecho este espacio fuese declarado en 1987 como Paraje Natural de Interés Nacional de Malpaís Grande y reclasificado en 1994 de Espacios Naturales de Canarias como Monumento Nacional.

Espacios naturales, Lugares de interés
10. Montaña de Tindaya
Zonas arqueológicas
Sistemas montañosos
Otros espacios naturales

Fuerteventura dispone de una gran cantidad de espacios naturales, uno de los más conocidos pertenece al municipio de La Oliva, a apenas 6 kilómetros de la costa atlántica, está la Montaña de Tindaya.

Esta formación montañosa está en el Llano de Esquinzo y alcanza una cota cercana a los 400 metros siendo considerado el elemento natural más emblemático de Fuerteventura.

Hablando de su morfología Tindaya es un pitón traquítico en forma piramidal, se muestra imponente a la vez que solitaria en los llanos de Esquinzo muy cercana al pueblo del mismo nombre y en la parte noroeste de Fuerteventura.

Se cree que la Montaña de Tindaya se formó hace aproximadamente 18,7 millones de años y según estudios puede ser una de las primeras formaciones que surgieron en la isla, en el gran edificio del escudo Tetir. Este escudo de origen volcánico fue fruto de la erosión a lo largo de cientos de millones de años que fueron desgastando las rocas basálticas de las que estaban formadas, aflorando así las rocas cuarzo-traquíticas que resistieron esa erosión a lo lardo de milenios y lo que hoy es Tindaya.

En la base de la montaña se encuentran pequeñas canteras que actualmente están en desuso que fue explotada hace algún tiempo por empresas privadas.

A pesar de parecer un paraje desértico existe una flora y fauna muy curiosa. Con respecto al flora, hay especies endémicas de Canarias, destaca por ejemplo la cuernúa o el Jarao. Con respecto a la fauna destacan las aves, como el alcarava, el corredor sahariano, perdiz moruna o el camachuelo trompetero entre otros. En zonas más escarpadas está el cernícalo común, el cuervo canario o el guirre majonero.

A la montaña de Tindaya siempre la ha rodeado un halo de magia, es una zona de alto valor arqueológico y se han hallado vestigios de la celebración de ritos mágicos o religiosos. Muy cercano está la Cueva del Bailadero de las Brujas o las Cuevas de las Bailaderos de Los Pastores.